martes, 10 de marzo de 2009

Aforismos de Buda

Esta selección de sentencias se atribuyen al Buda original, la figura histórica Gautama Buda, el Principe Siddartha, fundador de una de las principales religiones del mundo. Y al margen de nuestra adscripción a su filosofía o no, constituyen una hermosa muestra de lo que la sabiduría oriental puede aportar al mundo de hoy.


El mundo disputa contra mí, pero yo no disputo contra nadie.
El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional.
Sé como un muerto, inafectado tanto ante los halagos como ante los insultos.
Del mismo modo que si alguien te quiere entregar algo y no lo recoges,
él se queda con ello,
si alguien te insulta y tú no recoges el insulto,
él se queda con el mismo.

El que se despoja del velo de la ofuscación, no se ofusca donde reina la confusión; dispersa seguro toda ofuscación, igual que el sol disipa la noche.

Como una sólida roca no se mueve con el viento, así el sabio permanece imperturbable ante la calumnia y el halago.
Mantén la bendita indiferencia ante la ganancia y la pérdida, la victoria y la derrota.

En cualquier batalla pierden tanto los vencedores como los vencidos.

Más grande que la conquista en batalla de mil veces mil hombres es la conquista de uno mismo.

Mente clara, corazón tierno.
Hay un apego sumamente peligroso: el apego a las opiniones.

Incluso del apego al Nirvana hay que liberarse.
Todos los estados perjudiciales tienen sus raíces en la ignorancia y convergen en la ignorancia. Al abolir la ignorancia, todos los demás estados perjudiciales serán también abolidos.

Los seres son dueños de sus actos,
herederos de sus actos, hijos de sus actos;
todo acto que cometan, sea bueno, sea malo,
de aquél acto heredarán.
Cuando no tengas nada importante que decir, guarda el noble silencio. Si no puedes mejorar lo dicho, por otros, guarda el noble silencio.

Una vez hemos pronunciado las palabras, nos hacemos presos de las mismas. Vigila tus palabras.
A veces el hombre no puede controlar las circunstancias, pero siempre puede controlar su propia mente.
He aquí la suprema sabiduría y la más noble: conocer la aniquilación de todo el sufrimiento. He aquí la suprema paz y la más noble: el apaciguamiento de la avidez, del odio y de la ofuscación.
La vida de pureza no se practica para conseguir fama, honores ni provecho, ni para lograr una moralidad, conocimiento y visión perfectos. La definitiva liberación de la mente, esta y solo esta es la finalidad de la vida de pureza, esta es su esencia, esta es su consumación.
Los extremos son como trampas o emboscadas; permanece en el medio, pero ni siquiera al medio te aferres.
El que no sabe a qué cosas atender y de cuáles hacer caso omiso, atiende a lo que no tiene importancia y hace caso omiso de lo esencial.

Atento entre los distraídos, plenamente despierto entre los dormidos, el sabio avanza como un caballo de carreras y se adelanta a los jamelgos decrépitos.
Todas las cosas compuestas están sujetas al cambio. Porfiad con vigilancia para conseguir vuestra liberación.

El pasado es un sueño; el futuro, un espejismo; el presente, una nube que pasa.
Vigilad, estad atentos, sed disciplinados, reunid vuestros pensamientos, cuidad vuestra mente.

El único refugio de la mente es la atención.

Que cada uno de vosotros sea su propio refugio, ¿qué otro refugio podría haber?
Igual que una flor bella y de brillante color, pero sin perfume, así de estériles son las buenas palabras de quien no las pone en práctica.

A un loco se le conoce por sus actos, y a un sabio también.
Pocos entre los seres humanos son los que cruzan a la otra orilla [la de la sabiduría]. La mayoría solamente suben y bajan por la misma orilla.

Toda enseñanza es como una balsa: hecha para hacer una travesía, pero a la que no hay que atarse.
Si uno percibe el mundo como una burbuja de espuma y como un espejismo, a ése no le ve el Dios de la Muerte.
Hay quienes no tienen los ojos demasiado empañados. Éstos sí que podrán comprender la verdad.

La verdad es aquello que produce resultado.

Fuentes:

El presente texto ha sido extraído del libro
"Aforismos de Buda. La enseñanza budista para el mundo de hoy"


3 comentarios:

alas de vida dijo...

Desde luego que hay poco que decir, pues también creo en eso de que cuando no puedes superar lo que han dicho otros....
ASí me limitaré a darte las gracias por la paciencia que tienes en exponer tanta sabiduría y la intención en que llegue a nosotros, mil gracias por todo. Besos

Antonio dijo...

Y entre todos estos aforismos encajaría lo que alguien dijo una vez:El camino no es dificil, siempre que no haya "quiero" o no "quiero".

Un abrazo

Guillermo dijo...

Muy bueno, muy bueno

Gracias por compartirlo

Pasaba a darte un apretón de manos y darte las gracias por tus visitas a mi blog

Estamos en contacto

Cuidate

Related Posts with Thumbnails
ASHES AND SNOW
http://lh4.ggpht.com/_Wbrv4TZOFic/SZcqRLSIoCI/AAAAAAAABCA/7wGZN6NL01g/Ashes%20and%20Snow%20022.gif

Según Platón, el conocimiento es un subconjunto de lo que forma parte a la vez de la verdad y de la creencia.
Integral Philosopher Michel Bauwens "Vision"