sábado, 1 de enero de 2011

Clases de Magia

"Es increíble la cantidad de prohibiciones a que puede llegar un individuo que forme parte de una tribu primitiva donde rige el principio de la magia negativa (tabús) y la cantidad de cosas que en todas las situaciones de su vida realiza, aplicando el principio positivo de la magia que tiene siempre, constantemente, presente. Nada de lo que hace o de lo que no hace, ningún acontecimiento de su vida diaria, hasta los más elementales, están exentos de esas reglas positivas o negativas de la magia.
La magia, entendida así por el primitivo, tiene un contenido esencial y determinante: el control de las fuerzas de la Naturaleza por medios coercitivos. El hombre en general y el hechicero, el chamán en particular, tiene con la magia la sensación de que puede poner a su disposición todas las fuerzas de la Naturaleza. Es una técnica de control de esas fuerzas, sean dioses, sean diablos, sean las fuerzas del bien o los poderes del mal."

Además de las arriba expuestas, se distinguen, entre los entendidos, varias clases de Magia:

1. La Teurgia, "θεουργία, ας", o magia iniciática, reservada a una élite de adeptos, elegidos entre los miembros de las asociaciones dedicadas al estudio de una ciencia superior. La palabra Teurgia es griega y está compuesta por las palabras theos, "θεός" (dios) y "ἔργον" (obra, trabajo).
La expresión "teurgia" tenía dos sentidos: El de "acto del poder divino" y la de "puesta en acción de ese mismo poder". La práctica teúrgica tiene, por sus características, un carácter secreto y es casi desconocida, exige al que la practica aptitudes casi excepcionales y un alto
nivel de conocimiento, que se adquiere con una profunda y prolongada preparación. Los que la practican son los teurgistas, a los que los antiguos griegos llamaron "ππτης, ου" y a los que los hebreos conocían como «Reyes Magos». En la época clásica, la palabra teurgia se encuentra empleada en S. Agustín en el sentido de evocación de los espíritus. Esta clase de magia era considerada en Roma al mismo nivel que la religión y la filosofía, demostrando Apuleyo la necesidad que todo filósofo tenía de conocer tales prácticas. Y la filosofía era una de las ciencias que formaba parte de la educación y formación de todo buen ciudadano. Para Apuleyo, el mago es aquél que tiene un profundo conocimiento de la ciencia, practica las reglas y las disposiciones de la ley religiosa y los ritos del culto. Para constatar esta definición cita un texto de Platón sobre esta materia.

2. La Alta Magia o Magia usual, a menudo confundida con la precedente, pero muy distinta, sobre todo en que los principios en los que está fundada, constituyen un conjunto doctrinal en el que el saber adquirido ordinariamente no está alejado más que en apariencia. La práctica de la Alta Magia requiere también unos conocimientos, a nivel físico y psíquico, para ser practicada con eficacia. Los que la practicaban recibían el nombre de "magistes", a los que los antiguos griegos llamaban "μοτης, ου" y los hermetistas de la Edad Media, "Sabios" y se les conoce aún con el nombre de Magos.

3. La Brujería o Magia deformada, a la que la mayoría de los investigadores han tomado a menudo por la magia original, que, a menudo, se encuentra en contradicción con el saber ordinariamente adquirido y que no tiene en común con la Alta Magia más que el empleo de imágenes y prácticas, más o menos alteradas. Su práctica tiene también sus secretos, que se pueden entender fácilmente a veces. Sólo emplea los medios tradicionalmente transmitidos, a menudo poco o mal comprendidos. Para ella hacen falta pocos conocimientos intelectuales o psíquicos. Su practicantes son los brujos, a los que los antiguos romanos confundían con los adivinos vulgares (ya vimos arriba la confusión entre los diversos términos, a los que se ha llamado magos o "fakires" hasta nuestros días). La palabra MAG, en hebreo, tal vez relacionada con el asirlo Mahu puede proceder de una tribu meda de origen no ario, de la que los Magos eran una casta sacerdotal.


4. Otra distinción de la Magia sería dividir la magia en "blanca" y "negra" o "γοητεία, ας".
La magia negra o goética, perseguida y castigada a nivel oficial, aparece en las distintas obras de Apuleyo de forma determinada y diferente en una primera lectura, y el autor se manifiesta contra ella de manera abierta. Esta situación se constata en el texto de "La Apología", cuando Apuleyo, al referirse explícitamente a la magia negra o goética, de cuya práctica es acusado por Emiliano, la ataca públicamente. La considera como una rama de la magia que cae bajo el peso de la ley y que ya Las Doce Tablas la habían proscrito por la misteriosa influencia que tiene sobre los frutos de la tierra. Es, pues, una cosa oculta, tétrica y horrible, que vigilando durante las noches, se oculta en las tinieblas, evita la presencia de la gente y murmura en voz baja las encantaciones.

"A través de la magia, por otra parte, el hombre es dueño del bien y del mal, pudiendo hacer uno u otro según convenga, y puede hacerlo eliminando factores como el tiempo y la distancia. Con el pensamiento mágico, con las acciones mágicas, puede acabar con un enemigo que esté lejos de aquel lugar donde se encuentra. Bastará que actúe por procuración sobre una imagen o una substancia que le represente, sea un muñeco de barro o madera, sean restos o excreciones del enemigo como uñas, cabellos, vestidos o algo que le haya pertenecido o estado en contacto con él.
Los intentos de hacer daño por el camino de las leyes de la magia se conocen como magia negra, mientras los intentos de conseguir el bien, la curación de una enfermedad o algo grato para la persona o el grupo, en suma su felicidad, se conoce como magia blanca."

Los ritos mágicos actuarían sobre los seres, visibles o invisibles, principalmente, según Buisson de tres formas o modos esenciales, dejando a un lado las variantes geográficas y étnicas de los diversos pueblos que la han practicado:

a) Por medido de la magia de encantamiento
b) Por medio de la magia mimética o de imitación
c) Por medio de la magia de amuletos, talismanes y pantacles.

La magia de encantamiento es la basada en el poder casi sobrenatural del canto, de la salmodia, de la repetición. En esta clase de magia, una fórmula de conjuro o imprecación posee la virtud de encadenar la voluntad de quien la pronuncia, hecha en las condiciones rituales precisas (palabra, ritmo, entonación), a los seres y las cosas del mundo de arriba y el mundo de abajo.

La magia mimética es la misma magia de encantamiento, en cuanto que recurre a la similitud.

La magia de amuletos, talismanes y pantacles es la que se sirve de estos objetos para sus fines.

El término "amuleto" procede del latín amuletum, que Plinio utiliza para designar un objeto que protege a las gentes contra las enfermedades y que es una sustancia médica, que actúa tanto directa como indirectamente. Existe en él siempre un sentido profiláctico, ya que durante muchos años, maleficio, maleficium, fue siempre sinónimo de enfermedad.
Los amuletos, al menos en su origen, son vehículos de fuerzas místicas que proceden del mundo sobrenatural. El amuleto, en su estadio más elevado, es el «Talismán», término de origen incierto, que puede estar en la palabra hebrea tseiem, imagen. Se encuentra entre los árabes
bajo la forma de tilasm y tillams (plural talásim, tilasmát y tilassamát).
Su diferencia estriba en que, mientras que el talismán es artificial, aunque la materia con que se ha hecho sea natural, la influencia se le atribuye en función de un raciocinio, a veces lógico, pero siempre simbólico y analógico, mientras que el amuleto toma su substancia del mundo natural, animal o vegetal: cabello humano, espina de pescado, pluma, piel, concha, etc.. cuya sola presencia detiene el mal.
La forma más evolucionada del talismán es el "pantáculo". Deriva de la palabra griega pan, todo, y procede de la idea de que es un objeto que lo contiene todo, que resume el "todo", siendo una síntesis del macrocosmos. Pero no es sólo un elemento protector como el amuleto, sino que es una especie de "emisor de fluidos", una potencia activa.

1 comentarios:

anavi dijo...

Hola
el estudio de la magia a sido siempre facinante para mi y lo que has puesto en tu blog me encanto.
tengo dudas sobre la magia teurgica y me gustaria preguntarte algunas cosas si estas interesado en hablar conmigo por favor mandame un mail o visita mi blog
nos vemos
un gusto visitar este flog !!!

Related Posts with Thumbnails
ASHES AND SNOW
http://lh4.ggpht.com/_Wbrv4TZOFic/SZcqRLSIoCI/AAAAAAAABCA/7wGZN6NL01g/Ashes%20and%20Snow%20022.gif

Según Platón, el conocimiento es un subconjunto de lo que forma parte a la vez de la verdad y de la creencia.
Integral Philosopher Michel Bauwens "Vision"