miércoles, 20 de agosto de 2008

Mariano Marzo: "Lo peor llegará en el 2011."

El geólogo dice que el precio del petróleo no bajará de los 100 dólares el barril.
Y eso significa que vienen tiempos muy, muy feos.


--Parece que nos preparemos para el apocalipsis. ¿Hay motivos?
--No. Esta situación la resumió James Schlesinger, secretario de Energía de EEUU durante la Administración Carter: "El mundo solo conoce dos comportamientos en materia de energía: complacencia o pánico". La percepción de los expertos es otra.

--Usted es uno de ellos. Adelante.
--Esta es la crónica de un suceso anunciado. Los primeros informes de la Agencia Internacional de la Energía, fundada tras el shock de los años 70, ya alertaban de ello. Pero aún no hemos tocado fondo. Desde el punto de vista del suministro de petróleo, lo peor llegará en el 2011.

--¡Eso es pasado mañana!
--El petróleo no se acaba, porque de un yacimiento extraemos el 35% y el resto se queda bajo tierra. La clave está en el ritmo de extracción.

--¿Qué tal un aumento del ritmo?
--No es tan fácil. No sabemos si los países que tienen el petróleo realmente barato no quieren o no pueden aumentar la producción. Culpan a los especuladores, pero si la OPEP quisiera desenmascararlos, podría hacer una demostración de fuerza en el mercado.

--Entiendo.
--Mientras, el mundo pide 150.000 litros por segundo. La producción ha alcanzado el tope y hemos ido tirando con otros productos, como los derivados del gas natural, los biocarburantes o las arenas asfálticas de Canadá, cosa que ha permitido que no hubiera desabastecimiento. Pero la demanda crece. Los chinos no quieren ir en bici, los indios tampoco, el parque automovilístico aumentará de 700 a 1.200 millones de vehículos de aquí al 2030... No se han hecho las inversiones necesarias y no hay buenos descubrimientos.

--Suena a colapso inminente.
--Hemos vivido al día, confiando en que nada pasaría. Somos una sociedad con mentalidad de nuevo rico. Pero, a no ser que nos salve una recesión, no habrá petróleo para todos.

--Dibuje el panorama.
--Habrá escasez. Se acentuará esta sensación de histeria, que ahora es solo psicológica. Un informe de Shell prevé para el 2050 dos escenarios: la lucha a tortazo limpio por los recursos (scramble) o el acuerdo de todos para buscar una solución (blueprint), sabiendo que a mitad de camino puede que haya que desandarlo, como ocurre hoy con los biocarburantes de primera generación.

--Solemos optar por la vía rápida. ¿Prevé guerras por los recursos?
--No. Hemos aprendido la lección de Irak. EEUU sabía lo que se nos venía encima y trató de asegurar el control de las fuentes y rutas del crudo mientras preparaba la transición a otras energías. Le salió mal. Y ahora Bush hace un discurso de ni los verdes. ¿Sabe por qué?

--No.
--Porque la transferencia de capital que se hace a los países del Golfo es de tal magnitud que pueden comprar empresas donde quieran. ¡Occidente debe acabar con la dependencia del petróleo, porque se juega la supremacía económica!

--¿Cómo hacerlo?
--Acabando con el fenómeno Nimby ("Not in my backyard", o sea "no en mi patio trasero"). No debemos frenar la instalación de molinos de viento, antenas de alta tensión, nucleares, almacenes subterráneos de gas, incineradoras de residuos, porque nos parezcan molestos. Estamos actuando como niños mimados que creen poder tenerlo todo sin renunciar a absolutamente nada.

--Un remedio de urgencia.
--Eficiencia y ahorro. Hacer lo mismo o más con menos. Hay que ver de qué podemos prescindir. ¿Necesitamos tanto aire acondicionado? ¿Es vital ir todos los fines de semana a la Cerdanya?

--¿De eso depende la cosa?
--El que marca la demanda es el consumidor. Aunque el problema es que el futuro energético no está en manos de los países ricos, sino de los que están en desarrollo, que aspiran a llegar adonde nosotros llegamos. Un 75% del incremento que se prevé corresponde a estos países.

--Luego Occidente está en un callejón sin salida.
--Quizá debamos plantearnos si el crecimiento económico es un fin o un medio para llegar a una calidad de vida que no tiene por qué ser material. Imaginemos que vamos todos en bici; quizá cuando uno llega a un cierto nivel, para, y los otros siguen pedaleando.

--Entonces, ¿hay que renunciar este año a las vacaciones en el Caribe?
--Vayan, pero lo que se gasten este año quizá lo necesiten el que viene para llenar el depósito, porque el barril ya no bajará de 100 dólares. El petróleo barato es historia. Y el precio de todo subirá. Unos 3.000 productos de uso cotidiano proceden del crudo, desde cosméticos a abonos, pasando por medicamentos y ropa. Tenemos que vivir según nuestras posibilidades.

Fuentes:

No se puede mostrar la imagen “http://www.elperiodico.com/img/interfaz/elPeriodicoCASsec.gif” porque contiene errores.


0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails
ASHES AND SNOW
http://lh4.ggpht.com/_Wbrv4TZOFic/SZcqRLSIoCI/AAAAAAAABCA/7wGZN6NL01g/Ashes%20and%20Snow%20022.gif

Según Platón, el conocimiento es un subconjunto de lo que forma parte a la vez de la verdad y de la creencia.
Integral Philosopher Michel Bauwens "Vision"