jueves, 7 de agosto de 2008

Introducción a la Percepción Unitaria (4)

La Psicología conocida:

La psicología como la conocemos y todo lo que conocemos es sólo el ámbito C. Ese estrecho ámbito está dominado por la palabra, el número y el símbolo. Allí vivimos los seres humanos constantemente y sin salir de él, como en una eterna pesadilla. En el ámbito C vivimos una vida simbolizada, o imaginaria, pero no la vida verdadera. La vida verdadera comienza en B.

El ámbito C es funcional en la ciencia (como la conocemos), pero más allá de su uso funcional se vuelve conflictivo (con su miedo, su rabia y su tristeza repetitivos ).
El pensamiento no funcional es una pesadilla conflictiva, vivida en la vigilia.
El despertar de la constante pesadilla del ser humano es comenzar a vivir en Percepción Unitaria.

¿Se comprende la tremenda importancia del ámbito B?

Las diversas técnicas psicológicas conocidas, son un producto del pensamiento, y ayudan al observador a adaptarse mejor a la pesadilla del ámbito C no functional.
En cambio, la Percepción Unitaria nos saca del ámbito C, aunque lo abarca.
Por eso es posible pensar y memorizar muy bien en Percepción Unitaria.
Pero no es con el pensamiento y la memoria que entramos al ámbito B.

No es posible ser libre psicológicamente ni conocer el amor, la profunda inteligencia o el contento por nada hasta que uno vive constantemente en el ámbito B.

La humanidad entera está atrapada en el ámbito C, ignorando el ámbito B, y por eso crece la miseria económica, moral y espiritual.
La humanidad está esclavizada por el ámbito C y busca desesperadamente la solución a todos los problemas dentro de esa bóveda que sólo puede crear problemas, pero no solucionarlos.
Los tres ámbitos están en nuestro cerebro (en nuestro cuerpo-mente) y por eso digo que la salida no es salir.

La salida es el ámbito B (la Percepción Unitaria).
Es inútil intentar vivir en la bóveda A desde el ámbito C (lo conocido).
A ese ámbito sagrado (A) no se entra a voluntad, ni por control mental ni con droga alguna. Pero es posible intentar vivir en el ámbito B, que es desde donde se percibe frecuentemente (con suerte) el ámbito A.
No es posible entrar al ámbito A voluntariamente. El acceso al ámbito A ocurre desde el ámbito B.

La descripción de la Percepción Unitaria es, al mismo tiempo, la manera de estar en ella. Escuche bien esto: la Percepción Unitaria es percibir todo lo perceptible al mismo tiempo en completo silencio mental. Si persiste el ruido del pensamiento no funcional, entonces la Percepción Unitaria percibe al pensamiento como si fuera un sonido más en todo el sonido que se está escuchando al mismo tiempo.
No se necesita esfuerzo ni complicación alguna para escuchar completamente.

Si comparamos la Percepción Unitaria con cualquier cosa conocida, estamos abandonando el ámbito psicológico B para regresar al más familiar ámbito C.

Necesitamos ganar el pan decentemente y el pensamiento funcional que todos necesitamos para ello no tiene por qué ser algo problemático.
El miedo, la rabia y la tristeza de ganarse el pan cotidiano viene cuando "lo conocido" quiere multiplicarse y ser "doblemente conocido". Eso ocurre cuando queremos fama, status, prestigio, jerarquía, cuando queremos ser "más importantes que los otros" , cuando queremos ser muy reconocidos (doblemente conocidos) para que nunca nos olviden y cuando envidiamos a los que son reconocidos. Ahí comienza el problema de ganarse el pan.

Pero observando bien en Percepción Unitaria el problema deja de existir inmediatamente.
Es importante comprender que cuando aprendemos la definición de la Percepción Unitaria, éste es un aprendizaje acumulativo que ocurre en el ámbito C.
Lo que aprendemos inevitablemente pasa a ser algo conocido.
Pero en el ámbito B comienza el aprendizaje no acumulativo.

El ámbito psicológico B abarca al ámbito psicológico C, pero no ocurre a la inversa.
Esto significa que estando en Percepción Unitaria, puedo hablar de ésta o enseñarla a otros.
Pero lo más común es que hablemos de la Percepción Unitaria sin estar en Percepción Unitaria.
Hay que recordar que el C es todo lo que conocemos y por lo tanto lo que nos resulta más familiar.

Por eso digo que la humanidad vive en la prisión psicológica del ámbito C y que aún saliendo de esa terrible prisión, (por estar algunos minutos en Percepción Unitaria), lo más probable es que regresemos al ámbito psicológico C.
Para evitar esta situacion hemos de recordarnos constantemente los unos a los otros que existe el ámbito B; donde la mente en silencio escucha totalmente sin conflicto y sin esfuerzo.
Y sin por ello condenar al otro por no estar en el ámbito bueno: la Percepción Unitaria, o por continuar en el ámbito conocido: el conflicto.

Lamentablemente la gran mayoría de los seres humanos escuchan desde el ámbito C y repiten a veces la enseñanza, pero ya desvirtuada por la palabra, el símbolo y el número.
La inteligencia del ámbito C no es suficiente para comprender el ámbito B.
Es necesario mutar psicológicamente por la transformación del acto de la percepción.

Debe comenzar, sin esfuerzo, la Percepción Unitaria. Es decir, hay que percibir constantemente todo lo perceptible al mismo tiempo, en gran silencio mental.

Esto requiere cierta constancia, día a día, minuto a minuto, día y noche.
Ya dijimos que no es posible concebir el ámbito B desde el ámbito C.
Hay que saltar al ámbito B, cosa que sólo es posible en Percepción Unitaria.
Este es el más grande salto que la mente individual puede realizar de manera voluntaria.
Por eso mi libro se titula “El Gran Salto de la Mente” (The Great Leap of Mind).

En el ámbito C sólo existe conflicto grosero o conflicto sutil.
Cuando recordamos el pasado agradable existe gran conflicto sutil degenerativo, pero de esto no se da cuenta el que no está en Percepción Unitaria.
El pensamiento inventa realidades paralelas a la verdadera realidad.

Usted habrá escuchado muchas narrativas llamadas “espirituales”, que se conocen como “los caminos de la Nueva Era”
Pero la verdadera realidad sólo puede percibirse desde el ámbito psicológico B.
La estructura de nuestro sistema nervioso hace que exista un solo camino a la vida verdadera: la Percepción Unitaria.
Pero no es un camino. Comienza exactamente aquí mismo, donde estamos, ahora mismo.

¿Lo estamos haciendo?

La Percepción Unitaria no es una cosa más en la vida. Es la vida.
Lo lamentable es que la humanidad, en su mayoría, prefiere vivir en las realidades inventadas por el pensamiento de uno mismo o el pensamiento de los demás.
Hay un hambre de abstracciones y narrativas filosóficas, ideológicas, literarias y metafísicas, que nos impiden vivir la vida verdadera de la Percepción Unitaria.
La Percepción Unitaria es la única manera de ser feliz en lo que uno hace, amando sin conflicto, amando sin esperar ser amado.
La relación verdadera ocurre sólo en el presente inmediato en Percepción Unitaria.
Tenemos que dejar de imaginar la vida y comenzar a vivir verdaderamente ahora mismo.

Si nos preguntamos porqué el ser humano sigue viviendo en permanente conflicto con sus semejantes (conflictos armados, políticos, económicos, etc.), tenemos ahora la contestación: el ser humano no estaba funcionando con todo el cerebro.

Lo que ve es todo lo que hay y en esa inmensidad está el amor y la felicidad.
Podríamos decir que lo que ve es la conciencia universal.
La conciencia universal me ve por vuestros ojos.
El pensamiento inventa realidades paralelas, parciales, fragmentarias que están ajenas a lo que ve. Lo que ve no tiene nada que ver con el yo que el pensamiento individual y colectivo ha inventado y que lleva nuestro propio nombre. El yo no ve, porque el yo no ejerce ninguna acción.
Decimos yo “respiro”. No es así, el “Yo” no respira, sino que está ocurriendo la respiración.
Decimos yo “duermo”. No es verdad, el "Yo" no duerme. El sueño ocurre. El insomnio ocurre y no se puede uno dormir a voluntad.
Decimos yo “crezco”. Tampoco es verdad.
Por eso es que lo importante no es conocerse a uno mismo, sino darse cuenta por uno mismo que lo que ve está tapado por las imágenes, símbolos y palabras que el pensamiento inventa.

Una función cerebral recobrada:

Respirar y dormir son funciones cerebrales inconscientes. Es decir, no son un producto del pensamiento humano.
La Percepción Unitaria es también una función cerebral (aunque consciente), que no es un producto del pensamiento.

El fundamento de toda acción:

Es posible hablar, caminar, bañarse, trabajar, callar, descansar en Percepción Unitaria.
Por eso decimos que la Percepción Unitaria puede ser el fundamento de toda acción humana, si se intenta constantemente como una manera verdadera de vivir.
Se define a la Percepción Unitaria como "darse cuenta de todo lo perceptible, al mismo tiempo, ya mismo, sin nombrar, sin comparar y sin esfuerzo".

En la definición de la Percepción Unitaria hay, por lo menos, cuatro elementos:

1 - Darse cuenta implica que hablamos del hecho de tomar conciencia de algo.
Aún los contenidos del inconsciente pasan por la conciencia, pero si no existe la paz sin dualidad ni elecciones ( es decir, si no existe la Percepción Unitaria), esa paz que permite ver las cosas como son en la mente sin desear cambiarlas, tampoco seremos conscientes de los contenidos del inconsciente que podemos percibir.

2 - Todo lo perceptible implica que no nos damos cuenta de algo o de alguien (solamente), sino de todo lo que pasa por la conciencia. Por ejemplo: no se trata de escuchar los trinos de los pájaros (solamente) si paseamos en una arboleda, sino de escuchar todos los sonidos que llegan al oído (desde el cerebro).

3 - Al mismo tiempo implica que si queremos que el cerebro opere como una unidad,expresando el máximo de su potencial, es necesario percibir todo lo que podemos percibir al mismo tiempo.
Para esto no se necesita esfuerzo. Se trata de una manera de vivir.
El peso,el sonido y todo el campo visual pueden ser percibidos al mismo tiempo, en quietud y en paz.

4 - Ya mismo implica el único momento en el que la Percepción Unitaria es posible.
Pensar en la Percepción Unitaria es postergar el hecho de la Percepción Unitaria, que está ocurriendo ya mismo ó no.
En la paz a todo nivel que genera (inmediatamente) la Percepción Unitaria, está la necesaria mutación psicológica.
Entonces comienza una forma de vivir, ver y escuchar que no conocemos.
Son las palabras conque interpretamos el hecho de ver y escuchar al mismo tiempo, lo que impide ver y escuchar de esa nueva manera: al mismo tiempo.

Una ciencia sin precedentes:

El siglo 20 comienza, en 1905, con la publicación de la Teoría de la relatividad de Einstein. Esto conmueve al mundo científico.
De Broglie habla en 1922 de la paradoja cuántica: el electrón es partícula y es onda al mismo tiempo.
En la década del 50 aparece el holograma, una tecnología fotográfica en la que se confirma la relatividad del espacio-tiempo.
Esto da lugar a la aparición, en neurología, de la memoria holográfica (u holonómica) acuñada por Karl Pribram.
La memoria está en todo el cerebro y no en un centro cerebral llamado “engrama”.
También en Física aparece David Bohm con su teoría de la holokinesis (el holograma en el cosmos en movimiento y ya no fijo en el plano).

La holokinesis, dice Bohm, es el movimiento que está ocurriendo en todo el cosmos desde aquí hasta aquí, entre el Orden explicado de la Materia-Mente-Energía y el Orden Implicado (aquí mismo) en la Materia-Mente-Energía.
Bohm concibe a la creación de manera científica, por primera vez en la historia escrita.
Con todo esto cambia la interpretación de la Materia, la Mente y la Energía.
La Mente puede ahora concebirse como la interfase (universal) entre la Materia y la Energía Universales.
La Mente es tan universal como la luz (energía) y como el sodio (materia).
Cambia la noción de Movimiento, que además de ser de aquí hasta allí, ahora puede ser de aquí hasta aquí.
Con esto se revoluciona la interpretación científica del Tiempo, que ahora es irrelevante, como lo descubre David Bohm, además de ser absoluto para Newton y relativo para Einstein.


No se puede mostrar la imagen “http://percepcionunitaria.org/img/header.jpg” porque contiene errores.


0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails
ASHES AND SNOW
http://lh4.ggpht.com/_Wbrv4TZOFic/SZcqRLSIoCI/AAAAAAAABCA/7wGZN6NL01g/Ashes%20and%20Snow%20022.gif

Según Platón, el conocimiento es un subconjunto de lo que forma parte a la vez de la verdad y de la creencia.
Integral Philosopher Michel Bauwens "Vision"